8 dolores corporales producidos por las emociones

Salud emocional
14 Ago, 2017

8 dolores corporales producidos por las emociones

¿Pueden las emociones manifestarse en forma de dolores corporales? Se ha debatido mucho en torno a este tema y son ya numerosos los expertos en medicina, psiquiatría y psicología, que coinciden en afirmar que una correcta estabilidad emocional es clave para mantener la salud física. 

Actualmente, se sigue culpando casi en exclusiva a la mala alimentación, falta de ejercicio físico, a los cambios climáticos y ambientales, o a los factores genéticos, de los problemas físicos de salud pero afortunadamente, cada vez más oímos hablar de uno de los factores más importantes: el factor emocional.

Los expertos que defienden esta teoría manifiestan que nuestro cuerpo reacciona ante lo que pensamos, sentimos y hacemos porque existe una indiscutible conexión mente-cuerpo. Nuestro cuerpo nos avisa de los problemas de nuestra mente y debemos de ser capaces de escuchar cuidadosamente lo que nuestro organismo nos está queriendo decir.

Para ayudarte en esta tarea, nosotros compartimos para ti una breve guía para detectar qué tipo de emoción puede estar causando tu dolor o enfermedad crónica, para así poder resolver el problema:

  • Dolores de cabeza. Cuando debemos tomar una decisión importante y no nos resulta fácil, nuestro cuerpo, a veces, responde con dolores de cabeza. Relájate, descansa, céntrate y toma lo más rápido que puedas las riendas de tu vida.
  • Dolores de estómago. Este es uno de los más frecuentes. Si sufres dolores crónicos de estómago debes buscar qué aspecto de tu vida no eres capaz de asimilar y trabajar en él.  Acéptalo o, si puedes, mejóralo.
  • Dolor de manos. Este dolor se suele asociar con la imposibilidad de alcanzar algo. Incrementa tus relaciones sociales y, sobre todo, trata de relativizar sobre si eso que tanto quieres es de verdad tan importante en tu vida.
  • Dolores musculares. Significan la tan conocida tensión, debemos relajarnos, confiar en nosotros y ello mejorará nuestras situaciones diarias.
  • Dolor articular. Este dolor se asocia con la pasividad. Puede que no estemos arriesgando en nuestra vida y tengamos una carencia de experiencias. Muévete y apúntate a cosas nuevas, sal de tu zona de confort!
  • Dolor en las rodillas. A las personas que son muy exigentes consigo mismas les suelen doler las rodillas. Trata de relajarte, relativizar, recordar que no eres todopoderos@ y disfruta más.
  • Dolor de dientes. Significa que estás incómod@ ante una situación determinada. Trata de relajarte y cambiar esa situación en la medida de lo posible.
  • Dolor de tobillos. Mejora tus relaciones sentimentales, puede que estés insatisfech@.

Estos son solo algunos ejemplos pero existen infinidad de casos diferentes. Recuerda tratar de no torturarte, ser permisivo contigo mism@, perdonarte y escuchar a tu cuerpo.

La Terapia Biodinámica Craneosacral puede ayudarte. Consúltanos y te asesoraremos sin compromiso.

Deja un comentario

*