4 sustancias en el cerebro responsables de tu felicidad

Serotonina
27 Jun, 2018

4 sustancias en el cerebro responsables de tu felicidad

Muchas veces la responsable de una depresión o de una situación de infelicidad o insatisfacción no es otra que la ausencia, o bajos niveles, en nuestro cerebro, de uno de los cuatro elementos químicos que nos hacen sentir felices. Para paliar estos desequilibrios existen fórmulas naturales que podemos llevar a cabo, te lo contamos:

1-En primer lugar, hablaremos de las endorfinas, también conocidas como “hormonas de la felicidad”, son cadenas de proteínas, elaboradas por el propio organismo, que se encargan de estimular las áreas cerebrales que producen placer al organismo. Estas sustancias son conocidas también como opiáceos endógenos, debido a que su composición química y su actuación es muy semejante a la de los derivados del opio, como la heroína y la morfina.

Otros beneficios de las endorfinas en el cerebro son su capacidad para inhibir el dolor físico o emocional, estimular el sistema inmunológico, así como mejorar la capacidad de atención.

Para generar endorfinas podemos realizar actividades como cantar, bailar, reírnos, practicar deporte, comer alimentos picantes, practicar sexo, ver películas tristes, o dormir.

2-Otro elemento causante de bienestar es la serotonina. Esta hormona, sintetizada por el cuerpo a través del aminoácido triptófano, es responsable de nuestra sensación de placer ya que, entre otras funciones, actúa como un modulador del funcionamiento de otros neurotransmisores, como son la noradrenalina o la dopamina (relacionados con problemas como la ansiedad, el miedo o la agresividad).

Para aumentar sus niveles en el cerebro, de forma natural, podemos tomar el sol, hacer deporte, comer chocolate negro o alimentos ricos en omega-3, recordar momentos felices, tener sexo o recibir masajes relajantes, además de procurar tener un ciclo de sueño ordenado y regular.

Por el contrario, debes evitar el estrés, trasnochar, fumar, beber alcohol, tomar mucho café o bebidas energéticas o determinadas drogas o fármacos, como antihistamínicos que bloquean la producción de serotonina.

3-La dopamina es un neurotransmisor generado por nuestro organismo responsable de nuestro bienestar, nuestra motivación para emprender acciones nuevas, (se genera con la curiosidad y el aprendizaje), y también es responsable de proporcionarnos recompensas tanto en el momento de tomar decisiones para hacer algo, como en el momento de haber cumplido un objetivo marcado.

De esta sustancia depende en gran parte nuestra personalidad, las personas que tienen altos niveles de dopamina tienen una gran curiosidad y motivación por el aprendizaje, también depende de ella el nivel de sobrepeso, (los obesos tienen un bajo nivel de dopamina porque necesitan estimularse más con la comida), o la capacidad de memoria, a mayor niveles de dopamina, más memoria.

Cuando nos falta dopamina en el cerebro, nos podemos sentir desmotivados, aburridos, deprimidos o incluso angustiados.

Para aumentar sus niveles de forma natural debemos evitar el estrés, practicar ejercicio físico, tener un descanso adecuado y tomar alimentos ricos en antioxidantes.

4- La Oxitocina es un compuesto cerebral importante en la construcción de la confianza, que es necesaria para desarrollar relaciones emocionales. Es la hormona del amor por excelencia. De hecho abrazar a una persona o dar de mamar a tu bebé es una forma muy rápida de aumentar sus niveles en el cerebro.

Esta sustancia química es el motor que enciende y da forma a gran parte de nuestras conductas prosociales, tales como la empatía, la confianza, la amistad, el cariño, la confianza, la generosidad, el altruismo o la compasión. Asimismo, cumple una función básica en nuestros centros de recompensa dopaminérgicos: es ella quien, por ejemplo, genera el placer durante los orgasmos.

Pero no solo eso, según un reciente estudio, la oxitocina no solo nos conecta con los demás, también favorece mecanismos psicológicos y emocionales que nos ayudan a conectar con nosotros mismos, en busca de nuestro equilibrio interno.

En definitiva, casi todo se resume a llevar unos hábitos de vida saludables y ordenados, no solo en lo referente a la alimentación, el ejercicio físico o el descanso, sino también a las relaciones sociales. Evitar a las personas tóxicas y tener más contacto con las personas queridas, es una fórmula para estimular la felicidad. Haz la prueba!

Desde la Asociación Española de Terapia Biodinámica Craneosacral, te animamos a que trates de estimular tus propios recursos naturales ante cualquier problema físico o psíquico. Si tienes alguna duda consúltanos, te ayudaremos a encontrar un terapeuta en tu zona.

Suerte!

Deja un comentario

*